DONDE PONGAS UNA PLANTA DE ESTA EN TU CASA, JAMÁS APARECERÁ UNA RATA O CUCARACHA.

Desde pequeño se nos ha enseñado que cada ser vivo en el planeta es importante. Se nos ha enseñado que por insignificante que algo parezca, cumple como un rol importante en el planeta. Sin embargo, cuando vemos una cucaracha, grillos u otros insectos en la casa, nos olvidamos de todo eso.

Lo único que pensamos en ese momento es matarlo antes que se convierta en una plaga. Lo cierto es que, en realidad, todos somos necesarios para mantener el equilibrio en el planeta. Por eso, exterminar ciertos animales podría generar un descontrol del que luego no podamos recuperarnos.

No obstante, eso no quita que los bichos en insectos no deban estar dentro de casa. Sabemos que algunos pueden poner en peligro nuestra salud y la de nuestra familia.

Una solución para eliminarlos, pero sin provocarles la muerte seria ahuyentarlos de casa, pero, ¿Cómo podemos conseguir eso? Existen muchos métodos caseros que podemos utilizar para lograr este objetivo.

En este artículo te estaremos hablando de uno de ellos que todos pueden hacer en su propia casa. Se trata sobre el uso de la hoja de menta convertida en un repelente de bichos, pero sin dañarlos.

Esta planta se ha distribuido por todo el mundo de manera espectacular. Tanto así que hoy la podemos conseguir en prácticamente cualquier lugar.

Con dicha planta se suelen hacer helados, postres, batidas, etc. De hecho, hasta el arte culinario se auxilia de la hoja de menta por su intenso sabor y aroma. Exactamente este último es el que utilizaremos para alejar a los insectos de nuestras casas.

Las hojas de menta tienen propiedades medicinales y curativas muy útiles. De igual forma, su aroma encanta a los seres humanos. Sin embargo, con los insectos ocurre todo lo contrario, a ellos le desagrada su olor. Por esta razón es que la hoja de menta es especialmente útil para sacar los insectos de nuestra casa.

QUÉ INGREDIENTES NECESITAMOS:

1 litro de agua.

Hojas de menta.

Colar ( 1 unidad).

MODO DE PREPARACIÓN Y USO:

Para preparar este repelente ecológico, requeriremos poco tiempo y esfuerzo. Solo debemos poner a calentar el agua hasta que llegue al punto de ebullición.

A continuación, añadiremos las hojas de menta y dejaremos hervir varios minutos. Cuando tengamos una infusión concentrada de hojas de menta, apagamos el fuego. Finalmente, filtramos con la ayuda del colador la mezcla y la dejamos enfriar.

Ahora, vaciaremos la sustancia en un pote con cabeza de Spray. Acto seguido, rociaremos un poco de esta sustancia en los rincones donde hayamos visto insectos en nuestro hogar. También haremos lo mismo con las puertas, marcos de las ventanas, zócalos, alacenas y rejillas.

De esta manera, lograremos que los insectos no solo se vayan de casa, sino que no lleguen más. Este insecticidas natural y ecológico no le causarán daño ni a ti ni a tu familia.

De hecho, será inofensivo hasta para tus mascotas. Pero más que eliminar los insectos de casa, la dejarás como un rico aroma que agradará a todos.

Si tienes insectos en casa, no dudes en preparar este insecticidas natural y ecológico sumamente barato. Al utilizarlo, verás cómo los insectos desaparecen de una vez por todas de tu hogar.

Además, conseguirás esto sin poner en riesgo tu salud y dejando un agradable aroma en casa. Gracias por leer esta información.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *